La misión del CC850 es ofrecer la experiencia de conducción más pura y fundamentalmente alegre de cualquier Koenigsegg hasta la fecha. Aunque la inspiración visual del CC8S es evidente, la cadena cinemática, el motor y las capacidades del CC850 están lejos de ser vintage.

El motor V8 biturbo de 5.0 litros del CC850 fue diseñado y construido completamente en casa. Como se vio en el Jesko, este V8 no cuenta con un volante de inercia, lo que lo convierte en el motor más sensible y de más rápida aceleración posible. La experiencia visceral y la firma sonora que lo acompaña son de otro mundo e incomparables.

El rendimiento es asombroso: el V8 biturbo de 5.0 litros del CC850 entrega 1,185 hp con gasolina o 1,385 hp con E85, así como 1,385 nm (1,020 lb-ft) de torque.

Al igual que el icónico Koenigsegg ONE:1 lanzado en 2014, el CC850 también logra una relación potencia-peso de 1:1 con 1385 hp y un peso en vacío de 1385 kg.

Diseño del CC850: Familiar, pero completamente nuevo

El exterior exhibe un diseño nórdico elegante característico de Koenigsegg, llantas con estilo de disco de teléfono y luces traseras triples, todas ellas inspiradas en los primeros modelos de Koenigsegg.

El interior cuenta con una estética de diseño simétrico y minimalista similar a la del CC8S. Esta simetría hace que las adaptaciones para las versiones con volante a la izquierda y a la derecha sean prácticas. El volante redondo, la palanca de cambios de puerta abierta con componentes mecánicos expuestos y el conjunto de cronómetros analógicos muestran el trabajo de precisión que sustenta al CC850.

+ There are no comments

Add yours

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.